Mensajes de Formación

> EXALTACIÓN Y RESEÑA HISTÓRICA AL 24 DE MAYO 1.822

 

Con la finalidad de realizar la reconstrucción del hecho histórico  de manera que nos permita valorar el esfuerzo humano realizado en la batalla del Pichincha, intentaré recrear una entrevista imaginaria a través de los siglos y las distancias al general  Simón Bolívar, Por lo que realizaré la entrevista y al mismo tiempo construiré las respuestas.

 

1-    Para empezar, resulta un verdadero privilegio el citar a un personaje tan comentado por la historia en  el último  siglo y medio.  General ¿alguna vez imaginó que sería nombrado como el padre de cinco naciones? ¿Cómo se preparó para ello?

 

Bueno, “¡Nadie puede hablar de sí, sin degradar de algún modo su mérito!” para empezar,  cuando tenía la edad de estos jóvenes al igual que ellos trataba de estar como dirían ustedes… a la moda!, claro que la moda de aquel entonces consistía en  estudiar, auto instruirse; no como ahora, dedicarse a las redes sociales. Pues el tipo de preparación europea que tuve me hizo reflexionar: Si Dios traía al mundo  un ser humano sin cadenas ni grilletes era por que así debía este vivir.

 

Además no estuvo en mis planes ser nombrado como “Padre de cinco naciones” hubiese preferido que dijeran “Él fue el que  creó la nación más poderosa de América”.

 

2-    ¿Cuéntenos cómo fue que fue que lograron constituir ese poderoso ejército que marchó a Pichincha?

 

Aquí habría que destacar la gran habilidad de don José Joaquín de Olmedo quien a más de  concentrar un significativo ejército de 1.800 hombres, solicitó tanto nuestro respaldo como el de San Martín, claro a esto habría que sumar la contribución tanto en armas como en elemento humano por parte de  Inglaterra

 

3-    ¿Cuáles fueron las mayores dificultades que enfrentaron?

 

“Para el logro del triunfo siempre ha sido indispensable pasar por  la senda del sacrificio”… Nos tomó casi un año el estar listos para poder llegar a Pichincha, en ocasiones fuimos vencidos, como en Huachi, por lo que tuvimos que regresar a la costa; así también obtuvimos la victoria en otras, como la que nos permitió independizar  Cuenca. De hecho  como para tener una idea real de las dificultades que enfrentó el ejército revolucionario, pues  no habían los caminos que hoy existen, que se  debía subir la cordillera a pie o a caballo, transportando víveres, armas y   artillería  por lugares apartados ya que se debía evadir las sendas debido a los controles españoles… imaginen  el personal de tropa tuvo que dormir entre los hielos eternos del Cotopaxi, aún cuando en su mayoría provenía de climas cálidos como Guayaquil.

 

4-    ¿En qué condiciones llegaron al combate? ¿Qué tipo de estrategia usaron?

 

“El arte de vencer se aprende en la derrota”  En eso el Mariscal Antonio José de Sucre era un experto, capaz de sortear cualesquier obstáculo, Sucre se encontró con que el enemigo lo estaba asechando y desde sus privilegiadas posiciones era un error intentar atacarlos, además las tropas reales eran superior en número. Así que había que debía  obrar de manera certera y rápida: Sucre dispuso a travesar Quito de sur a norte escalando los quebraderos del volcán Pichincha durante la noche, pues debía esperar la llegada de refuerzos, finalmente al llegar a su posición fueron descubiertos por el ejército real y de inmediato se inició la batalla; los españoles al mando del experimentado Melchor Aymerich  tendió su estrategia para emboscar a los patriotas y después de cruentos combates, justo cuando la batalla parecía perdido,  la habilidad de Sucre organizó  un ataque sorpresa y rompió la resistencia lograda por los españoles. Con la que se   sella lo que sería el triunfo de la Batalla del Pichincha.

 

5-    Al aproximarnos a los dos siglos  de esta significativa gesta gloriosa ¿Cuál es visión sobre el presente?

 

 

 

“Las armas os dieron la independencia,  vuestras actitudes os darán la liberta”

 

La batalla por la independencia política se libró en su momento y con mucho esfuerzo se logró que adquieras los derechos que hoy tienes, ahora la pregunta es ¿Habéis aprendido a ser libre en tiempos de paz?...  “La peor esclavitud es aquella que encadena vuestra realización”

 

Para Aquellos jóvenes que hoy tienen el privilegio de ser nominados como abanderados: mis sinceras felicitaciones, ya que son los representantes del esfuerzo, la dedicación y del uso consciente del correcto sentido de la libertad. En los ejércitos de aquel entonces ser abanderado era ser portador de una vida ejemplar y por lo visto con ustedes continúa la tradición.  A la distancia nunca olviden: La esclavitud es hija de las tinieblas, un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción”

 

Gracias

 

Lcdo. Pedro Díaz Lucas